LLAMAMIENTO URGENTE POR MELISSA LUCIO. SU EJECUCIÓN ESTÁ PREVISTA PARA EL 27 DE ABRIL DE 2022

Condenado: MELISSA LUCIO
Fecha de ejecución: 27 abril 2022
Lugar de ejecución: Huntsville (Texas, EEUU)

Melissa Lucio, de 53 años, es una mujer hispana (nació en Estados Unidos pero es de familia mexicana) de Harlingen, en el condado texano de Cameron, en el valle del Río Grande, a 30 minutos en automóvil de la frontera con México. Es católica, tuvo 14 hijos y lleva 14 años en el corredor de la muerte de Gatesville (Texas).

En 2007 la policía la arrestó al encontrar el cuerpo sin vida de su hija Mariah (que tenía dos años). La niña había muerto por un traumatismo craneal, como indicaba claramente el examen del cuerpo lleno de moretones.

La policía acusó inmediatamente a Melissa de homicidio, tras un interrogatorio extenuante de 7 horas (hasta las 3 de la madrugada) sin la asistencia de un abogado. Al final la mujer admitió haber provocado los moretones, pero afirmó que era inocente de la muerte de la niña, como sigue repitiendo aún hoy.

No se hizo ninguna investigación, y en el juicio no se aportaron pruebas ni se llamó a ningún testigo.  Melissa tuvo un equipo de abogados corruptos que no supieron defenderla adecuadamente. Cuando una de sus hijas admitió ser la responsable de la caída de Mariah por las escaleras aquel día, el abogado decidió no utilizar aquellas declaraciones en la vista, que seguramente habrían demostrado la inocencia de Melissa y la habrían exculpado del homicidio.

En el juicio el fiscal del distrito, Armando Villalobos, no quiso tener en cuenta varios factores:

– los hijos de Melissa, que siempre han afirmado que Melissa no era violenta, no pudieron testificar, aunque dos de los hijos más pequeños declararon en varias entrevistas grabadas que habían visto caer a la niña por un tramo de escaleras.

– Melissa no tenía antecedentes, nunca había sido arrestada, ni había sido acusada jamás por violencia contra sus hijos.

Así pues, en 2008 Melissa, gracias a una defensa ineficaz y a un juez corrupto, fue condenada a muerte, sin pruebas evidentes ni testigos, únicamente por una presunta culpabilidad.

En 2019 el Tribunal de apelación federal reconoció que se le había negado el derecho a una justa defensa, y a pesar de ello Melissa siguió en el corredor de la muerte, y en enero de 2022 se ha fijado su ejecución para el 27 de abril.

A partir de 2020 el caso de Melissa ha tenido una amplia visibilidad internacional y está creciendo un movimiento de opinión a favor de salvar su vida, gracias, entre otras cosas, al estreno de una película de Sabrina Van Tassel, disponible en varias plataformas, titulada «The State of Texas vs. Melissa» (El estado de Texas contra Melissa).

El documental, muestra claramente que el fiscal del distrito, Armando Villalobos, que llevó el caso y posteriormente fue condenado por corrupción a una pena de prisión de 13 años, utilizó el caso de Melissa para su reelección.

Hay muchos motivos para revisar el caso y pedir clemencia para Melissa. La muerte siempre es injusta. Reaccionemos juntos a esta condena, firmemos el llamamiento para ayudar a una mujer queha tenido una vida de dolor.

01-03-2022 – La Conferencia episcopal de Texas lanzó un llamamiento para salvar la vida de Melissa: léelo en la web de la Conferencia Episcopal de Texas (en inglés)

Firma la petición
O bien